El día B

Portada de The Wheels of change de H.G Wells
Desde 1943 el 19 de abril está asociado a la bicicleta. Un incidente, que mezcló al científico suizo Albert Hofmann, el LSD y los pedales en medio de la II Guerra Mundial, desencadenó la celebración mundial de los pedales. Un comienzo excéntrico para un vehículo que hasta ahora ha sido considerado como tal, por lo menos en España. En el mundo hay en torno a 800 millones de bicicletas, cada año se producen unos cien millones, lo que significa que es el vehículo más utilizado del planeta. Aunque en España siempre ha estado asociada al deporte, en los últimos años se ha consolidado el ciclismo urbano, que implica su uso como medio de transporte rutinario. Ciudades como Sevilla, Barcelona o Zaragoza lideran el ranking de los pedales. Madrid está a la cola en las cifras pero no con respecto a las ganas de dos ruedas. Falta un cierto impulso político. El Ministerio de Educación, Cultura y Deportes ha celebrado el Día Mundial de la Bicicleta recordando que la bici “es un medio de locomoción alternativo económico y ecológico, beneficioso para nuestra salud en todas las 
edades y respetuoso con el medio ambiente”. La bicicleta, como dice la ley, es un vehículo y no solo este ministerio debería celebrar el 19 de abril; Interior así como las consejerías de movilidad, que no solo las de deportes, deberían unirse a la celebración de la bicicleta.

 

Las Red de Ciudades por la Bicicleta se ha lanzado a conmemorar la cita. Así Alicante, Murcia, Barcelona, Córdoba, Sevilla, Logroño, San Sebastián, Burgos o Santiago de Compostela son algunas de las que han programado actividades en el día de hoy. En Cartagena, que al remodelar el centro urbano ha incluido los pedales, una de las actividades permite calcular el CO2 que se puede dejar de emitir a la atmósfera en un determinado trayecto si sustituye el coche o la moto por la bicicleta.

Madrid va a celebrar el día con una marcha por la ciudad. La cita, a las 20.00 de la tarde en la Plaza del Encuentro, en Moratalaz, espera reunir a más de 2.000 personas y pedalear hasta el Templo de Debod, donde cenarán un bocata bajo la eclipsada luz de las estrellas.  Gijón ha organizado la Operación Ring Ring que lleva toda la jornada regalando timbres y un café a todo el que pedalea en la capital asturiana y en Zaragoza se realiza una ruta urbana a las 18 desde la calle Puente de la Almozara.

Muchas actividades para celebrar el día de los pedales. En las ciudades españolas, con el clima que poseen, el alto precio de la gasolina y la pérdida de poder adquisitivo, ya sea por subidas de precios públicos o recortes de sueldo, la bicicleta debería ocurrir todos los días. Y para ello se necesita un marco legal claro homogéneo, estatal y ponderado para establecer las obligaciones y derechos de los pedaleantes. Ya se había intentado hace tiempo sin éxito. Ahora el tema parecía parado, pero hace una semana el ministro de Interior ha anunciado que retomará el tema. Mientras no sea una realidad, todos los días son el día de la bicicleta. Para mí lo son.

¡Feliz día de la bicicleta!

 

Mafalda en bicicleta